Miércoles, 28 de Junio de 2017
  •  

     

     

     

    Catedral

  • Colegiata de San Miguel
    Aguilar

    Barrio Santa María

    Colmenares de Ojeda

  •  

     

    Virgen del Brezo

     

    Pisón de Castrejón

  • Iglesia de Santiago
    Carrión

    Virgen del Valle

    Virgen Blanca
    Villalcazar de Sirga

  •  

     

    El Cristo del Otero

     

    Iglesia de San Miguel

Delegación de Acción Caritativa y Social

Delegado: D. Jesús Manuel Herreros Recio.

 

Miembros-Colaboradores: D. Juan Cruz Sanzo Olaso, D. Francisco Javier García Gutiérrez, D. Andrés Rueda y D. Alberto Rueda.

 


 

 

Las tareas encomendadas al Delegado diocesano de la Acción Caritativa y Social de la Iglesia y a su equipo de colaboradores son las siguientes:

 

 

CÁRITAS DIOCESANA

 

Cáritas Diocesana y las distintas Cáritas Parroquiales se regirán por un Estatuto propio.

 

Cáritas Diocesana deberá promover la acción caritativa en toda la diócesis y supervisar y coordinar las actividades de los miembros voluntarios o técnicos de Cáritas Diocesana y de las Cáritas parroquiales. Igualmente se le encomienda la tarea de sensibilizar a los fieles y apoyar la acción comunitaria para atender las situaciones de pobreza, de marginación y exclusión social desde las comunidades parroquiales.

 

Cáritas Diocesana deberá igualmente coordinar las actividades de los voluntarios y técnicos destinadas a la atención humana y espiritual de la población inmigrante y marginal y fomentar los procesos de su integración en la sociedad y en la Iglesia. También asesorará al Consejo Episcopal en las relaciones que se establezcan con instituciones civiles y organismos públicos para una eficaz colaboración de la Iglesia en el servicio a los más necesitados.

 

OTROS ORGANISMOS CARITATIVOS EN LA IGLESIA DIOCESANA

 

La Delegación para la Acción Caritativa y Social de la Iglesia se esforzará igualmente por integrar en la vida diocesana las actividades de las instituciones caritativas y benéficas de confesionalidad cristiana que ejercen su actividad de ayuda a los más necesitados en el ámbito de la diócesis o en el mundo.

 

Esta Delegación mantendrá una especial colaboración con Manos Unidas, correspondiendo al Obispo diocesano el nombramiento de un sacerdote como consiliario, oídos la Presidenta-Delegada de esta institución y el Delegado de la Acción Caritativa y Social.

 

PASTORAL DE LA SALUD

 

El Delegado Diocesano de Acción Caritativa y Social de la Iglesia formará un grupo especial de colaboradores, responsable de promover en todas las parroquias la “Pastoral de la salud”. Su misión será la atención de los enfermos, especialmente los de larga duración, de sus cuidadores y familiares, así como del mundo de la discapacidad. Igualmente, visitarán y ayudarán humana y espiritualmente a los ancianos de que se tenga conocimiento. Por último, el grupo diocesano de “Pastoral de la salud” atenderá las necesidades de formación y acompañamiento de los capellanes de los hospitales y personal sanitario.

 

El grupo de la Pastoral de la salud, organizará las actividades anuales del “día del enfermo” y los cursos de especialización de esta materia en el Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas.

 

El Obispo diocesano, oído el Delegado de la Acción Caritativa y Social de la Iglesia, designará al Consiliario de la Hospitalidad Diocesana de Nuestra Señora de Lourdes, para que prepare y dirija las celebraciones litúrgicas de la peregrinación, fomente la espiritualidad de los peregrinos, y coordine la acción pastoral de los sacerdotes que acuden a las peregrinaciones diocesanas a Lourdes.

 

PASTORAL PENITENCIARIA

 

Otra misión de la Delegación de Acción Caritativa y Social es la consolidación de un grupo de colaboradores, sacerdotes, religiosos y laicos, encargado de la pastoral penitenciaria, fomentando la atención humana y espiritual de los reclusos, apoyándoles en su proceso de reinserción y ayudando también a sus familiares. Igualmente, los capellanes del centro penitenciario atenderán espiritualmente al voluntariado dedicado al trabajo en esta pastoral.

 

PASTORAL DEL TRABAJO

 

A la Delegación de Acción Caritativa y Social le corresponde también promover y coordinar el anuncio del Evangelio en el mundo del trabajo, difundiendo, en coordinación con el Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas, la Doctrina Social de la Iglesia.

 

Igualmente le compete fomentar la espiritualidad cristiana y eclesial en el mundo del trabajo y analizar los problemas sociales y exponerlos al Consejo Episcopal para acordar las acciones pertinentes. También se esforzará por despertar la conciencia social de los cristianos y por fomentar en los laicos el compromiso cristiano transformador de la sociedad, de acuerdo con la Doctrina Social de la Iglesia.