La Ascensión del Señor: "ENVIADOS"

Descargar – Celebramos la Ascensión del Señor, y el itinerario pascual “Abrazos y Ritmos de Vida” nos invita a vivir sentirnos ENVIADOS

 

Canción: Cuándo

Salomé Arricibita

 

¿Cuándo podremos? ¿cuándo tendremos?
¿cuándo hablaremos? ¿cuándo veremos?
¿cuándo sabremos? ¿cuándo alcanzaremos?
¿cuándo vendrá a nosotros tu Reino?

¿cuándo podrán? ¿cuándo tendrán?
¿cuándo recibirán y cuándo reirán?
¿cuándo acabarán las guerras y habrá paz?
¿cuándo escucharán que el Reino ha llegado ya?

DEJEMOS DE PREGUNTARY VAMOS A VIVIR YA
QUE NO IMPORTA SABER EL TIEMPO NI EL LUGAR
QUE EL TIEMPO ES HOY Y AQUÍ
Y EL LUGAR EN TÍ Y EN MÍ
Y PONERSE A TRABAJAR
EL MEJOR MODO DE "ESPERAR"

¿cuándo aprenderemos y repartiremos?
¿cuándo ayudaremos? ¿cuándo viviremos?
¿cuándo nos darán lo que "merecemos"?
¿cuándo vendrá a nosotros tu Reino?

¿cuándo comerán? ¿cuándo vivirán?
¿cuándo saciarán la sed de la humanidad?
¿cuándo acabarán los miedos y la maldad?
¿cuándo escucharán que el Reino ha llegado ya?

DEJEMOS YA DE EVITAR LA RESPONSABILIDAD
QUE NO IMPORTA SABER EL TIEMPO NI EL LUGAR
QUE EL TIEMPO ES HOY Y A QUÍ
Y EL LUGAR EN TI Y EN MÍ
LO QUE NOS TOCA ES SEMBRAR
Y CONFIAR EN QUE "SERÁ" (BIS)

 

 

Evangelio: Mateo 28, 16-20

 

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos dudaron. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: “Se me ha dado poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos”.

 

 

Hoy celebramos la fiesta de la Ascensión, en la que recordamos que la vida y la causa de Cristo no acabaron en el sepulcro, en la muerte, SINO EN LA VIDAEN DIOS.

Celebramos que nuestra historia personal y comunitaria terminarán junto a Dios. Es una fiesta de ESPERANZA. Podrán ir mal las cosas (la política, la economía, hasta la Iglesia o situaciones personales...), pero llamados a terminar en Dios.

Los Hechos narran la Ascensión y el Evangelio de Mateo, paradójicamente, nos narra no su marcha, sino su presencia, su permanencia en la Comunidad. “Sabed que yo estoy con vosotros hasta el final de los tiempos”.

Y esa presencia nos impulsa a la misión: “Id y haced discípulos de todos los pueblos...”. Es lo de los Hechos: “No os quedéis pasmados mirando el cielo, que la tierra espera...”. “Os conviene que yo me vaya”. Hemos salido ganando, está más dentro de nosotros, pues está con nosotros sin limitación de espacio o de tiempo.

 

 

Testimonio: Julián Gómez del Castillo

 

Julián Gómez del Castillo nació en Cantabria, el 10 de octubre de 1924, en una familia obrera entregada al ideal de justicia. Su padre era militante del PSOE, murió en la cárcel en el engendro burgués que fue la Segunda República. A Julián le fue robada su infancia y muy pronto tuvo que trabajar.

En su juventud se convirtió al Cristianismo y recibió el bautismo. Y, a partir de ese momento, vida cristiana y lucha por la justicia formaron para él un solo cuerpo.

A mediados de los 40 conoció a Guillermo Rovirosa y la HOAC. Desde el principio formó parte del grupo que dio solidez a esta organización, desde donde él se comprometió con el mundo obrero y los pobres.

Toda su vida fue una entrega a los pobres, y no desde el paternalismo sino siendo también pobre y luchando con ellos por un mundo más justo y humano... Por eso sufrió cárcel y todo tipo de controles.

Junto a Rovirosa fue impulsor de la Editorial ZYX. E impulsó plataformas desde donde combatir estructuras injustas que opriman la dignidad humana.

Decía: “Siempre estaremos donde los empobrecidos sean protagonistas de su vida personal y colectiva”.

En una Charla un día preguntó a un universitario ya al final de su carrera, -“a qué sabe el pan”; el estudiante riéndose contestó: -“...pues a pan”. Él se dirigió después a un obrero sin estudios y le preguntó lo mismo. Y este le contesto: “a sudor, a trabajo, a sacrificio...y cuando se comparte a solidaridad”. Y después nos habló de la cultura individual que hay que dejar a un lado, y de la cultura solidaria y de humanidad que hay que cultivar.

 

 

Oración

 

Haced discípulos míos, no maestros;
haced personas, no esclavos;
haced caminantes, no gente asentada;
haced seguidores, no jefes.
Haced hermanos.

Haced creyentes, no gente creída;
haced buscadores de verdad, no amos de certezas;
haced creadores, no plagistas;
haced ciudadanos, no extranjeros.
Haced hermanos.

Haced profetas, no cortesanos;
haced gente inquieta, no satisfecha;
haced personas libres, no leguleyas;
haced gente evangélica, no agorera.
Haced hermanos.

Haced sembradores, no coleccionistas;
haced artistas, no soldados;
haced testigos, no inquisidores;
haced amigos de camino, no enemigos.
Haced hermanos.

Haced personas de encuentro,
con entrañas y ternura,
con promesas y esperanzas,
con presencia y paciencia,
con misión y envío.
Haced hermanos.

Haced discípulos míos;
dadles todo lo que os he dado;
descargad vuestras espaldas
y sentíos hermanos.

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail