Domingo, 19 de Noviembre de 2017
  •  

     

     

     

    Catedral

  • Colegiata de San Miguel
    Aguilar

    Barrio Santa María

    Colmenares de Ojeda

  •  

     

    Virgen del Brezo

     

    Pisón de Castrejón

  • Iglesia de Santiago
    Carrión

    Virgen del Valle

    Virgen Blanca
    Villalcazar de Sirga

  •  

     

    El Cristo del Otero

     

    Iglesia de San Miguel

El nuevo sistema de financiación hace que el sostenimiento económico de la Iglesia dependa, a partir de ahora, única y exclusivamente de los católicos y de aquellas personas que valoren la labor que desarrolla. La Iglesia sólo recibirá lo que los ciudadanos aporten. Ya no existe cantidad alguna prevista en los presupuestos del Estado.

Por eso, es necesario comunicar a la sociedad de hoy la labor que realiza y las necesidades económicas de la Iglesia, para que cada uno decida voluntariamente su apoyo.

Puedes colaborar:

1. - Realizando un ingreso o transferencia bancaria en la cuenta corriente de la Diócesis de Palencia.

Diócesis de Palencia
Banco Popular
CCC: 0075 - 0142 - 56 - 0600311574

Si deseas recibir un certificado del donativo para poder desgravar un 25% en la declaración de la renta envía tus datos (Nombre, Apellidos, N.I.F., Domicilio, Población, Código Postal) y un justificante del ingreso. Puedes realizar un envío postal a la dirección del Obispado o remitir un correo electrónico pulsando en el gráfico del sobre que hay a continuación y seleccionando Administración en "Enviar a".

En caso de correo electrónico el justificante será una captura de pantalla de la transferencia electrónica dentro de un documento de Word o en formato pdf o bien el justificante de ingreso escaneado en formato jpg, que se adjuntará al mensaje. Enviar a "Administracción".

 

2. - Descargando el boletín de suscripción y enviándolo por correo postal a:


Obispado de Palencia
C/. Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia

Descargar aquí boletín de suscripción

 

3. - Haciendo un donativo o suscripción periódica online:
(En la sección Datos de donativo, apartado Subfinalidad, elegir "DIÓCESIS DE PALENCIA".)

 

 

          

La razón de ser principal de la iglesia es el anuncio del Evangelio de Jesucristo a todos los hombres.


Millones de católicos en todo el mundo viven el Amor de Dios y predican la Buena Noticia, lo que les lleva a reconocer en el prójimo el rostro de Cristo, de manera particular, en los más necesitados y a desarrollar una enorme labor (social, educativa, asistencial, etc) que repercute en beneficio de la sociedad.

La Iglesia Católica en España se divide territorialmente en 69 diócesis, “Donde se encuentra y opera verdaderamente la Iglesia de Cristo”.
Concilio Vaticano II.

Las diócesis están divididas en Parroquias. Hay en España unas 22.000.

Existen 13.000 Órdenes y Congregaciones religiosas, 800 Monasterios de Clausura y miles de Hermandades, Cofradías, etc

 

La Conferencia Episcopal Española es una “Institución permanente integrada por los Obispos de Espana, en comunión con el Romano Pontífice para el ejercicio conjunto de algunas funciones pastorales del Episcopado Español”. (Estatutos art. 1, 1), esto no quiere decir que sea una “gran diócesis” que abarque a las demás, cada una tiene su autonomía.

Existen otras Instituciones y Organismos Supradiocesanos como el Arzobispado Castrense, Universidades Pontificias, Universidades católicas, etc.

La nunciatura Apostólica es el Organismo que representa a la Santa Sede en España.

En total, existen unas 40.000 Instituciones eclesiásticas en España, compuestas por cientos de miles de personas que viven en comunión con la Iglesia y trabajan para hacer el bien a sus semejantes. Todas estas entidades operan con la autonomía que les reconoce la normativa canónica. No existe por tanto un único órgano de decisión, ni el ámbito organizativo ni en el económico.

 

La Iglesia está presente en los acontecimientos más importantes de la vida, acompañando a las personas que se acercan a Dios en los momentos más importantes de la existencia humana: en los felices (matrimonio, bautismo, confirmación) y también en los dolorosos (pecado, enfermedad, muerte). Por la Iglesia, el Dios del Amor, visible en Jesucristo, se acerca a cada uno para darle sentido y esperanza.
 

La Iglesia, como Pueblo de Dios, brinda a la sociedad valores permanentes que nos ayudan a crecer como personas y mejoran la convivencia entre los hombres: fe, defensa de los derechos humanos, fraternidad, dignidad de la persona, solidaridad, perdón, superación, esfuerzo, etc.

La Iglesia ayuda a los más necesitados de la sociedad: sin techo, familias rotas y desestructuradas, inmigrantes, ancianos, enfermos, etc.

Estas actividades son realizadas en su mayoría por personas que entregan su vida a los demás. Los sacerdotes y los agentes de pastoral, que están al servicio de la comunidad cristiana, desempeñan, una labor discreta y muchas veces ignorada que construye el bien común de la sociedad.