Miércoles, 08 Enero 2020 11:00

Celebrando la Palabra - El Bautismo del Señor (12 de enero)

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Material para el Animador de la Palabra.

Celebración del Domingo después de la Epifanía. El Bautismo del Señor. Ciclo A - 12 de enero de 2020.

Descargar

 

1. AMBIENTACIÓN

 

Podemos colocar en lugar visible una de estas frases: “Tú eres mi hijo” o “El bautismo compromete”

Símbolos: Cirio pascual, pila bautismal o recipiente con agua, colocados delante o junto al altar.

 

2. RITOS INICIALES

 

Monición de entrada. Jesús, que quiso ser uno más entre la gente de su tiempo, consideró que era un gesto de cercanía redentora pasar Él mismo por el bautismo de Juan. Todos los que estamos aquí también hemos sido bautizados. Con este sacramento, asumido un día, hemos querido orientar la vida al estilo de Jesús. Ojalá se nos reconozca por el talante y la marca propia de los bautizados.

Canto

Saludo. Hermanos bendigamos a Dios Padre que ha enviado a su hijo para salvar al mundo.

Acto penitencial

Tú, que te acercaste al bautismo como uno más: Señor, ten piedad.

Tú, que te echaste encima el pecado de todos, Cristo, ten piedad.

Tú, que quitas el pecado del mundo, Señor, ten piedad.

Gloria

Oración. Dios, Padre bueno, que en el bautismo de Cristo, en el Jordán, quisiste revelar solemnemente que Él era tu Hijo amado enviándole tu Espíritu santo, concede a tus hijos de adopción, renacidos del agua y del Espíritu Santo, la perseverancia continua en el cumplimiento de tu voluntad. Por J. N. S. Amén.

 

3. LITURGIA DE LA PALABRA

 

Monición a las lecturas. Dios, para convencer no utiliza el argumento de la fuerza, sino el de la humildad y el de la mansedumbre. Así lo expresa la primera lectura.

Esta es la aptitud que adopta Jesús al bautizarse. Puesto que se acoge a la experiencia de todos los seres humanos, se coloca en la fila de los pecadores y recibe el bautismo de manos de Juan. Dios Padre bendice este gesto y llana a Jesús de Espíritu y lo reconoce como Hijo amado.

Nuestra vivencia del bautismo enlaza con esa experiencia de Jesús: el Espíritu nos empapa, nos fortalece y Dios Padre nos acoge como hijos.

Lecturas. Is 42, 1-4.6-7. Salmo o canto. Hch 10, 34-38. Aclamación. Mt 3,13-17. Breve silencio

Comentario homilético. Jesús hace su presentación poniéndose en la fila de los pecadores y acercándose como uno de tantos arrepentidos a pedir el bautismo. Él, que no tenia ningún pecado que echar al rio, asume el pecado de la historia; dio el paso del bautismo por nosotros, porque se solidarizó al máximo con la condición humana. La asumió y quiso cargar con todos nuestros errores.

En este gesto de Jesús, tan lleno de significados, la primitiva Iglesia va descubriendo algo muy importante: Jesús es igual a nosotros, pero no en todo, hay una excepción: el pecado, Él pasó por el mundo haciendo el bien y luchando contra el mal-pecado y sus consecuencias. Personalmente pienso que, este gesto de Jesús atestigua públicamente que está a favor de la conversión y que su proyecto es cumplir la voluntad del Padre. Por tanto, si Jesús asumió y cargó con nuestro pecado, si nos salva desde dentro de la experiencia y de la historia humana, si se comprometió con una opción fundamental: pasar haciendo el bien, ¿qué otra cosa podemos hacer nosotros?

Los bautizados debemos de estar siempre del lado de Jesús, tenemos el deber y la responsabilidad de encarnar la espiritualidad del Evangelio y se nos ha de notar que trabajamos por el Reino de Dios. Como Él, nos sentiremos acosados por cientos de tentaciones. Pero el Espíritu nos ilumina y nos curte para mantener la dignidad que corresponde a los miembros de Cristo. A esto ayuda mantener siempre presente la conciencia de bautizados en Cristo. Su aventura es también la aventura de cada bautizado (Silencio de interiorización)

Credo

El día de nuestro bautismo se proclamó el Credo por todos los asistentes. hagámoslo hoy despacio e interiorizando cada una de las verdades que afirmamos creer....

Oración de los fieles

Por los hombres y mujeres de buena voluntad, para que sigan regando su entorno de sensibilidad y buen ejemplo, roguemos al Señor.

Por la Iglesia, para que sea comunidad de bautizados conscientes de su responsabilidad, roguemos al Señor.

Para que se note en todos nosotros el talante de Jesús, roguemos al Señor

Para que los bautizados seamos fermento en la masa y el mundo crea en Jesús salvador de todos, roguemos al Señor

Por todos nosotros, par que seamos miembros vivos y responsables en la animación de nuestra comunidad cristiana, roguemos al Señor.

 

4. RITO DE LA COMUNIÓN

 

Monición. Comulgar con Jesús es parecerse tanto a Él, que vayamos dejando un buen ejemplo por donde pasemos.

Canto

Introducción al Padre nuestro

Bendito seas, Padre Dios,
que en el Jordán nos presentas al Hijo amado,
puesto voluntariamente en la fila de los pecadores,
pero plenamente consciente de una misión:
ser el Cordero que quita el pecado del mundo...

Lo quisiste solidario y redentor,
haciéndolo descender como un convertido,
anticipando en su bautismo el despojo de su Pascua.

Nos lo has entregado revestido de Espíritu
para reconciliar y levantar,
como el mejor regalo caído del cielo,
como la mejor bendición que has pronunciado.

Ahora, Padre, envía de nuevo tu Espíritu,
como lo hiciste sobre Jesús en el Jordán
y empapa nuestra debilidad
de resurrección y de esperanza.

Derrámalo sobre esta Comunidad
para que desarrollemos con nuestros vecinos
el proyecto siempre desafiante del Evangelio.

Unidos a todos los bautizados en compromiso por tu Reino
te rezamos juntos la oración de los hijos y hermanos: Padre nuestro...

Gesto de la paz

Distribución de la comunión

Acción de gracias

Un grupo de personas se colocan junto al Cirio Pascual y la pila con agua y mojando los dedos en el agua se santiguan y dan gracias por el bautismo...

 

5. RITO DE CONCLUSION

 

Compromiso. Continuar en la línea de Jesús: pasar por la vida haciendo el bien.

Bendición

Monición final. Acoger en plenitud el bautismo no es cosa de niños. Para cumplir cuanto significa y para mantener la dignidad de bautizados, hace falta ser adultos en la fe y asimilar el Evangelio.

Los bautizados hemos de vivir con la gente la aventura liberadora de las Bienaventuranzas: crear fraternidad como consecuencia una opción de pobreza y de servicio, dar la cara por la justicia, trabajar por la paz y la libertad, cultivar la limpieza de corazón ... Es decir, lo que ya de por sí es una responsabilidad humana, ha de quedar reforzado por el bautismo del Espíritu.

Buena semana para todas y todos.

Canto final y despedida

Visto 221 veces Modificado por última vez en Miércoles, 08 Enero 2020 11:05

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail