Un Encuentro para seguir caminando y cantando melodías de vida y esperanza

Ver fotos

Alrededor de 350 personas han participado en el Encuentro Diocesano de inicio de curso que se ha celebrado desde esta mañana en el Seminario Menor Diocesano. Un Encuentro que ha llevado el mismo lema que la Programación Diocesana de este curso 2019-2020: “Caminando y cantando... melodías de vida y esperanza”.

Al Encuentro han sido convocados los Equipos de las delegaciones y secretariados de la Diócesis de Palencia, los miembros de los Consejos Pastorales de todas las zonas de la Diócesis, así como religiosos y agentes de Pastoral (catequistas, militantes, profesores, animadores...) y toda persona que se ha querido sumar a participar.

Tras la acogida en el Seminario Menor, Mons. Manuel Herrero ha saludado a los participantes y les ha animado a “disfrutar, a vivir este día de encuentro como una experiencia gozosa, que nos lleve a volver a nuestras casas y comunidades con ánimo esperanzado, para seguir caminando juntos, para seguir cantando juntos”.

A continuación, y tras un momento de oración, se ha presentado la Programación Diocesana para este curso, incidiendo en la invitación que nos hace el lema… a caminar y cantar con otros, en grupo, en comunidad. Una llamada a unir las voces de los distintos miembros de la Iglesia en Palencia para construir melodías que unidas resuenen, aglutinen y generen vida y esperanza.

Uno de los objetivos que se ha buscado con este Encuentro es el “conocernos y convivir los agentes de Pastoral de la Diócesis de Palencia”. Este aspecto fue ya muy valorado por las casi 300 personas que participaron en el Encuentro celebrado el pasado 20 de octubre de 2018.

A lo largo del curso, cada una de las personas implicadas en la vida diocesana tiene momentos de encontrarse con los más cercanos y con los que comparte realidad de compromiso… pero son pocas las ocasiones de encontrarse y reunirse con la gran familia de la Iglesia diocesana. Es por ello que estos momentos para la oración, la reflexión, la formación y la convivencia son muy valorados y necesarios.

Es también importante este tipo de Encuentros para avanzar en “sinodalidad” -uno de los retos de la Iglesia en Palencia y de la Iglesia Universal- aprendiendo a ser y a trabajar en equipo la misión, poniendo en marcha instrumentos, medios y modos de participación, de escucha, de reciprocidad, de corresponsabilidad...

Un segundo objetivo del Encuentro que nos ha reunido en el Seminario Menor es el de “reflexionar sobre la opción misionera y el protagonismo de los laicos”. Este objetivo busca responder a las dos “claves” que se plantean desde la Programación Diocesana para este curso.

La Diócesis de Palencia se plantea como reto para este curso avanzar en una “opción misionera” capaz de transformarlo todo -como nos pide el Papa Francisco- «para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación» y para colocar « a los agentes pastorales en constante actitud de salida y favorezca así la respuesta positiva de todos aquellos a quienes Jesús convoca a su amistad».

Avanzar en el “protagonismo laical”, es la segunda clave que sobrevuela la Programación Diocesana. La Iglesia de Palencia quiere trabajar en la «consolidación de un laicado maduro y comprometido», pero también en el reconocimiento del compromiso y participación de los laicos en la vida de la Iglesia y la sociedad. Así, la Diócesis quiere avanzar, por ejemplo, en la «presencia activa y responsable de los laicos en los distintos espacios y tareas eclesiales», o en su «implicación en los ámbitos de responsabilidad diocesana y en la toma de decisiones».

En torno a aspectos ha girado la Charla-Marco del P. Santiago Domínguez, SDB (director de la obra salesiana en Villamuriel, Palencia y Astudillo) que, tras hacer una breve referencia a la Programación Diocesana ha planteado como avanzar en una “Pastoral de futuro”.

Ha incidido -tomando como punto de partida el Sínodo de los Jóvenes y la Exhortación Christus Vivit, del Papa Francisco- en “recuperar el concepto de comunidad, de familia, de casa… cuidando la proximidad, la cercanía, el lenguaje, acompañando, compartiendo, escuchando”. Asimismo, ha resaltado la especial importancia de la “sinodalidad”, y “no solo por lo que aparece en los documentos, sino en cómo fue el proceso del Sínodo de los Jóvenes”. Un proceso en el que se animó, fomentó y pusieron medios para asegurar la participación de los jóvenes, de los laicos”.

También ha apuntado la clave de una “Iglesia Misionera” que cuide la participación y sea más una pastoral “con” que una pastoral “de”; una pastoral valiente en la que todo el mundo pueda aportar, que trabaja en red, que se coordina y colabora; una pastoral que nos anime a ser, con nuestra vida, testigos creíbles de lo que anunciamos; una pastoral “popular” que construya espacios inclusivos en los que podamos caber todos, y todos puedan encontrar un sitio; una pastoral que cuide el “acompañamiento” a cada persona, para que ésta puede encontrar y desarrollar a la vocación en la que está llamada en la vida; una pastoral que cuide la vida de oración y nos lleve al compromiso; una pastoral que nos lleve a Jesús, al Evangelio, a la santidad.

Por último ha dedicado una parte a hablar de cómo desarrollar y crecer en la participación de los laicos -hombres y mujeres, niños, jóvenes y mayores- en la vida y misión de la Iglesia, recordando que “todos nacemos a la Iglesia como laicos”.

Tras la ponencia del P. Santiago Domínguez, SDB, el Encuentro se ha encaminado a abordar su tercer objetivo: “Iniciarnos en varios contenidos de la programación de este año en forma de talleres”. Para ello, los participantes en el Encuentro se han repartido por nueve talleres que se han desarrollado de manera simultánea:

Estos talleres han llevado por título: “Contigo somos más. El liderazgo y las relaciones en la vida del grupo”, a cargo de Mª Mar Ayuela y Sagrario Izquierdo; “Hablemos. Habilidades para la comunicación en grupo”, a cargo de Pablo Espina y Carolina Méndez; “Juntos por un sueño. Horizonte y camino de un grupo: Visión, misión, valores”, a cargo de Juanan Rojo y Encar Mateo; “Responsables con nuestros vecinos. Evangelio y Compromiso Social”, a cargo de Javi Velasco y César Pariente; “Cuidadores de la vida. Ecología integral”, a cargo de Alejandro Martínez y J. Manuel Herreros; “Servidores con alma. La espiritualidad del Voluntariado”, a cargo de Gloria Alonso y Mª Jesús Díez; “Descubriendo a Dios en la vida. Cómo trabajar la Revisión de Vida en los grupos”, a cargo de Macu Martín y Javier García; “Leer hoy el Evangelio. O cómo actualizar el Evangelio en nuestra vida”, a cargo de Cristina Escudero y Mª Ángeles González; y “Cuando oréis ... Experiencias de oración en la Biblia”, a cargo de Raúl Becerril y Oscar de la Fuente.

Acabados los Talleres ha llegado el momento de la comida compartida que ha culminado con un concierto-sobremesa con el grupo palentino “CONTRASTE”.

El Encuentro ha finalizado con la “celebración del envío de todos los agentes de pastoral”. Tradicionalmente, en nuestra Diócesis, a principio de curso se celebran dos ceremonias de “envío”: una para el profesorado de religión y otra para los catequistas.

En este año, inmersos en la celebración del “Mes Misionero Extraordinario” convocado por el Papa Francisco, se han querido aglutinar y hacer extensivo este Envío a toda la familia diocesana, para hacer expresión de que todos los cristianos estamos llamados por nuestro bautismo a ir al encuentro de los demás y anunciar el Evangelio.

 

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail