Tiempo de renacer. IV Domingo de Pascua

En este IV Domingo de Pascua se nos anima a aprovechar este tiempo de renacer a cuidarnos y a cuidar.

Descargar

En este IV Domingo de Pascua seguimos descubriendo cómo Dios está VIVO y nos quiere VIVOS. Dios se nos presenta como ese Buen Pastor que conoce bien a sus ovejas, las llama por su nombre y las lleva a un lugar maravilloso lleno de vida.

 

Evangelio: Jn 10, 11-18

Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa;  y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas.  Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a esas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño y un solo Pastor. Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre».

 

Salmo 22

El Señor es mi pastor,
nada me falta:
en verdes praderas
me hace recostar;
Me conduce
hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas;
Me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.
Aunque camine
por cañadas oscuras,
nada temo, porque tú vas conmigo:
Tu vara y tu cayado me sosiegan.
Preparas una mesa ante mí
enfrente de mis enemigos;
me unges con perfume,
y mi copa rebosa.
Tu bondad y tu misericordia
me acompañan
todos los días de mi vida,
Y habitaré en la casa del Señor
Por años sin término.

 

Comentario

Jesús es el Pastor que guía. Nos marca un camino de felicidad; una forma de ser, de vivir, de sentir, de amar… Nos invita porque nos quiere

¿Qué camino me señala hoy Jesús? ¿Dónde encuentro su luz? ¿En qué rebaño quiero vivir?

Jesús es el Pastor que nos moviliza a vivir nuestra vocación. Nos invita a ser rebaño viviendo un poco por otros. Dando sin esperar una contrapartida. Sirviendo sin querer reconocimiento. Proclamando el evangelio sin precio ni cautela. Aceptando el fracaso sin rendirnos por ello. Asumiendo el conflicto por ser coherentes. Acogiendo sin poner barreras. Derramándonos, como el agua que riega la tierra reseca. Viviendo con la mirada atenta a lo que otras personas puedan sentir, temer, llorar o amar… dejando un poco de una misma en cada persona que pasa por tu vida.

 

Oración: Lo que quiero ser

Quiero ser pastor
que vele por los suyos;
árbol frondoso que dé sombra al cansado;
fuente donde beba el sediento.
Quiero ser canción
que inunde los silencios;
libro que descubra horizontes
remotos; poema que deshiele un corazón frío;
papel donde se pueda escribir una historia.
Quiero ser risa en los espacios
tristes, y semilla que prende
en el terreno yermo.
Ser carta de amor para el solitario,
y grito fuerte para el sordo…
Pastor, árbol o fuente, canción, libro
o poema… Papel, risa, grito, carta,
semilla…
Lo que tú quieras, lo que tú pidas,
lo que tú sueñes, Señor… eso quiero ser.

 

Escucha esta canción.

https://www.youtube.com/watch?v=79kCoKxa6Fk

 

Testimonio

A través de mi profesión me expreso y expreso mi vivencia de fe:

- Creo en las posibilidades de cambio y crecimiento de mis alumnos/as. Me gusta pensarles como creo que les ve Dios.  Merece la pena quedar con Ali por las tardes para ayudarle a hacer un trabajo que tienen que entregar al día siguiente y han ido descuidando. Merece la pena el dedicar el recreo de los lunes a juntarnos “los descolgados” (Álvaro, Marina, Estefanía…) y tratar de sacar adelante la actividad de teatro. Merece la pena los correos a Carlos, a Esther, Borja; profes de Mohamed,.. para saber si han entregado las tareas pendientes para poder subir nota. Merece la pena el tiempo para decir palabras de afecto y aliento para a la vez ser exigente.

- Creo que el hacer proyectos nuevos con otras personas genera ilusión y da y me da vida. El curso pasado, al tener que estar confinados, lo eché mucho en falta. El hacer todos los días página tal, ejercicio cuál es un rollo. Me ilusiona llevar a las aulas las inquietudes de lo que sucede fuera. Tiene mucho de Buena Noticia y Evangelio los talleres de desarrollo sostenible que estamos preparando este año con la profe de tecnología.

- Creo que la vida en comunidad merece la pena. El grupo de revisión de vida es el que me ayuda a descubrir y celebrar a Dios en mi día a día profesional. Supongo que sin la comunidad acabaría perdiendo esta vivencia.

Leticia. Militante de PX (profesionales cristian@s) Palencia

Tags:

La Diócesis de Palencia

Obispado de Palencia
C/ Mayor Antigua, 22
34005 - Palencia (ESPAÑA)
Teléfono: 979 70 69 13
Fax: 979 74 53 14
Enviar Mail